8 consejos de ejercicio para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca en diabéticos tipo 2

Mejore la salud de su corazón con ejercicio.

Las personas con diabetes tipo 2 tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Eso significa que tener diabetes aumenta su riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. La buena noticia es que el ejercicio regular puede mejorar la salud de su corazón y reducir sus probabilidades de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Si se pregunta cómo comenzar, considere algunos consejos de ejercicio que lo ayudarán a reducir su riesgo de enfermedad cardíaca mientras controla su diabetes tipo 2.

Doctor y paciente

1. Consulte primero con su médico.

Si es sedentario en este momento, no se lance directamente del sofá y se suba a una cinta de correr. Es fundamental hablar con su médico o su educador en diabetes sobre los matices del ejercicio con diabetes tipo 2. Debe saber cómo reacciona su cuerpo a las actividades que ha elegido realizar y cómo responden también sus niveles de glucosa en sangre. Querrá desarrollar un plan que tenga en cuenta cualquier aumento o descenso del azúcar en sangre.

comprobación-de-azúcar-en-sangre-con-glucómetro

2. Planifique controlar sus niveles de azúcar en sangre.

¿Cómo averigua cómo responden sus niveles de glucosa en sangre a la actividad física? ¡Tú los revisas! Planifique verificar sus niveles antes y después de hacer ejercicio para que pueda comenzar a ver el desarrollo de cualquier patrón. Si toma insulina, tendrá que estar más alerta porque tiene un mayor riesgo de hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en sangre.

Par en bicicleta en el carril bici de Austin

3. Sudar.

La conclusión es la siguiente: para obtener el mayor beneficio, necesita hacer algún ejercicio aeróbico que acelere su ritmo cardíaco. Su corazón necesita ese ejercicio aeróbico para fortalecerse y trabajar de manera más efectiva y eficiente. Su objetivo debe ser registrar al menos 150 minutos de ejercicio moderadamente intenso cada semana. Puede distribuirlo durante varios días, pero asegúrese de mantener sus sesiones durante al menos diez minutos a la vez. Elija una actividad favorita con la que probablemente se apegue, ya sea andar en bicicleta, caminar, nadar o bailar.

levantamiento de piernas de la máquina de pesas

4. Aumente su fuerza.

Sin embargo, el ejercicio no se trata solo de actividades aeróbicas. También debe adoptar el entrenamiento de resistencia, que es otro término para el entrenamiento de fuerza. Con este tipo de ejercicio, mueves tus músculos contra una fuerza opuesta. Piensa: levantar pesas. El entrenamiento de fuerza también puede incluir ejercicios que implican usar el propio peso de su cuerpo como resistencia, como flexiones o sentadillas, o usar bandas elásticas llamadas bandas de resistencia. Los expertos recomiendan encarecidamente incorporar el entrenamiento de fuerza en su vida de forma regular, idealmente, al menos dos veces por semana en días no consecutivos.

Hombre, ejercitar

5. No reemplace las pesas con una esterilla de yoga.

Las sesiones de entrenamiento de flexibilidad, que pueden incluir actividades como yoga y Tai Chi, son una gran adición a su rutina de ejercicios. Pero no debes reemplazar tus sesiones de entrenamiento aeróbico y de resistencia con entrenamiento de flexibilidad. Realmente necesitas ese trabajo aeróbico y de resistencia para lograr los mayores beneficios.

mujer-haciendo-abdominales-con-entrenador

6. Contrata a un entrenador.

Especialmente si eres un novato, hay mucho que aprender y mucho que recordar. No quiere arriesgarse a lesionarse, especialmente si recién está comenzando o está agregando una actividad con la que tiene poca experiencia. Un entrenador profesional, especialmente alguien con experiencia en el trabajo con diabéticos tipo 2, puede ayudarlo a planificar sus entrenamientos para que sean seguros y efectivos.

enfermera-explicando-diabetes-inyectable

7. Prepárese para la posibilidad de niveles bajos de glucosa en sangre.

Está haciendo ejercicio para mejorar su salud en general, incluido su sistema cardiovascular. Pero no puede olvidar que también tiene diabetes. Es posible experimentar niveles bajos de azúcar en sangre durante o después del ejercicio, especialmente si hace ejercicio durante un período prolongado o se inyecta insulina. Siga el ejemplo de los Boy Scouts y esté preparado. Es posible que deba comer un bocadillo antes de hacer ejercicio y es posible que deba ajustar su medicación. Lleve un alijo de tabletas de glucosa también, en caso de que sus niveles de azúcar en sangre bajen rápidamente y necesite algunos carbohidratos rápidos.

hombre-afroamericano-apoyado-contra-la-pared-sonriendo

8. No se rinda.

Su corazón se volverá más fuerte y saludable con el tiempo si mantiene su rutina de ejercicios. Bombeará sangre de manera más eficiente por todo su cuerpo y proporcionará oxígeno de manera más efectiva. Te sentirás mejor y más fuerte. Pero es un viaje y se necesitará tiempo y perseverancia para llegar allí. No se desanime si siente que se está estancando. Es posible que su médico y su entrenador puedan brindar algunas sugerencias sobre formas de continuar progresando.

Fuentes: CNN Health

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: