Por qué es importante consumir alimentos ricos en fibra

Por qué es importante consumir alimentos ricos en fibra

La fibra alimentaria es un micronutriente de gran importancia para la salud y por ello es indispensable añadirlo en nuestra dieta semanal para gozar de todos los beneficios de este elemento nutritivo. Es muy recomendable para las personas con diabetes.

En este sentido, la fibra alimentaria está conformada por partes comestibles de plantas que el intestino delgado es incapaz de digerir o absorber y por lo tanto llegan intactas al intestino grueso. Así, la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar señala que la dosis recomendada de forma diaria es de 20-30 gramos.

Beneficios de consumir fibra alimentaria

Por fortuna, la fibra alimentaria se encuentra en una gran variedad de alimentos, los cuales podemos adquirir con facilidad en cualquier supermercado. Sin embargo, no todas las personas consumen las cantidades necesaria de fibra de forma diaria.

Fibra alimentaria
Fibra alimentaria

Función intestinal

La fibra alimentaria contribuye a evitar el estreñimiento, ya que tiende a aumentar el peso de las heces y reduce la duración del tránsito intestinal. Cuando el consumo de fibra va acompañado de agua, este efecto es aún más potente.

En este aspecto, la fibra alimentaria puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades, como la patología diverticular o hemorroides. También se estima que puede tener una acción protectora frente al cáncer de colón.

Control sobre la obesidad

La fibra es un elemento nutritivo con poder saciante, debido a su lenta digestión y su alta capacidad para retener agua. De esta forma, al tener poder saciante ayuda a limitar el consumo de otros alimentos. Además, tiene un bajo aporte calórico.

Colesterol

Es uno de los micronutrientes estrellas para reducir el colesterol en el organismo. Esto ocurre cuando la fibra soluble produce una especie de gen en el momento de absorber agua. Dicho gel se mezcla en el tracto digestivo con los ácidos biliares. Este fenómeno reduce la absorción de colesterol y favorece su expulsión a través de las heces.

Según las últimas investigaciones, las personas que incrementan el consumo de fibra soluble en 5-19 gramos al día desarrollan un descenso del 5% en su colesterol LDL (colesterol malo.

Fibra alimentaria para las personas con diabetes

Por último, la fibra alimentaria es un micronutriente de gran valor para las personas con diabetes, ya que ayudan a controlar la glucemia. Si bien, la fibra soluble actúa en tres zonas diferenciadas del organismo.

  • Estómago. Aquí produce sensación de plenitud, produciendo una ingesta menor de alimentos. Ya hemos comentado que la fibra tiene poder saciante.
  • Intestino delgado. Crea una especie de gel que ayuda absorber los hidratos de carbono y eliminarlos en las heces. Este fenómeno produce una disminución en la absorción de glucosa.
  • Intestino grueso. Los ácidos grasos de cadena corta pueden mejorar la resistencia a la insulina en pacientes con diabetes. Este es otro aspecto que favorece el control de la glucemia.

Así, es recomendable variar las diferentes fuentes de fibra en la dieta para poder beneficiarse de los efectos positivos de este micronutriente. La mejor dieta para esta finalidad es la que incluye frutas, lentejas, verduras, garbanzos, alubias, cereales integrales, pan y frutos secos.

Este tipo de dieta no solo aporta fibra alimentaria si no que además proporcionan otra serie de micronutrientes y componentes vitales para obtener una salud óptima.

Fuente: tododisca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×