Taquicardia

Taquicardia

Taquicardia latidos del corazónAbrir cuadro de diálogo emergente

Taquicardia es el término médico para una frecuencia cardíaca superior a 100 latidos por minuto. Existen muchos trastornos del ritmo cardíaco (arritmias) que pueden causar taquicardia.

A veces, es normal que tenga latidos cardíacos rápidos. Por ejemplo, es normal que su frecuencia cardíaca aumente durante el ejercicio o como respuesta al estrés, trauma o enfermedad. Pero en la taquicardia (tak-ih-KAHR-dee-uh), el corazón late más rápido de lo normal debido a condiciones no relacionadas con el estrés fisiológico normal.

En algunos casos, la taquicardia puede no causar síntomas ni complicaciones. Pero si no se trata, la taquicardia puede alterar la función cardíaca normal y provocar complicaciones graves, que incluyen:

  • Insuficiencia cardiaca
  • Carrera
  • Paro cardíaco repentino o muerte

Los tratamientos, como medicamentos, procedimientos médicos o cirugía, pueden ayudar a controlar los latidos cardíacos rápidos o controlar otras afecciones que contribuyen a la taquicardia.

Tipos de taquicardia

Hay muchos tipos diferentes de taquicardia. Están agrupados según la parte del corazón responsable de la frecuencia cardíaca rápida y la causa de la frecuencia cardíaca anormalmente rápida. Los tipos comunes de taquicardia incluyen:

  • Fibrilación auricular. La fibrilación auricular es una frecuencia cardíaca rápida causada por impulsos eléctricos caóticos e irregulares en las cámaras superiores del corazón (aurículas). Estas señales dan como resultado contracciones rápidas, descoordinadas y débiles de las aurículas.La fibrilación auricular puede ser temporal, pero algunos episodios no terminarán a menos que se traten. La fibrilación auricular es el tipo más común de taquicardia.
  • Aleteo auricular. En el aleteo auricular, las aurículas del corazón laten muy rápido pero a un ritmo regular. La frecuencia rápida da como resultado contracciones débiles de las aurículas. El aleteo auricular es causado por circuitos irregulares dentro de las aurículas.Los episodios de aleteo auricular pueden desaparecer por sí mismos o pueden requerir tratamiento. Las personas que tienen aleteo auricular también suelen tener fibrilación auricular en otros momentos.
  • Taquicardia supraventricular (TSV). La taquicardia supraventricular es un latido cardíaco anormalmente rápido que comienza en algún lugar por encima de las cámaras inferiores del corazón (ventrículos). Es causada por un circuito anormal en el corazón que generalmente está presente al nacer y crea un bucle de señales superpuestas.
  • Taquicardia ventricular. La taquicardia ventricular es una frecuencia cardíaca rápida que comienza con señales eléctricas anormales en las cámaras inferiores del corazón (ventrículos). La frecuencia cardíaca rápida no permite que los ventrículos se llenen y contraigan de manera eficiente para bombear suficiente sangre al cuerpo.Los episodios de taquicardia ventricular pueden ser breves y durar solo un par de segundos sin causar daño. Pero los episodios que duran más de unos pocos segundos pueden convertirse en una emergencia médica potencialmente mortal.
  • La fibrilación ventricular. La fibrilación ventricular ocurre cuando impulsos eléctricos rápidos y caóticos hacen que las cámaras inferiores del corazón (ventrículos) tiemblen en lugar de bombear la sangre necesaria al cuerpo. Esto puede ser mortal si el corazón no recupera un ritmo normal en cuestión de minutos con una descarga eléctrica en el corazón (desfibrilación).La fibrilación ventricular puede ocurrir durante o después de un ataque cardíaco. La mayoría de las personas que tienen fibrilación ventricular tienen una enfermedad cardíaca subyacente o han experimentado un trauma grave, como ser alcanzado por un rayo.

El minuto de Mayo Clinic: Identificación y tratamiento de la fibrilación auricular

El electrofisiólogo Fred Kusumoto, MD de Mayo Clinic, explica qué sucede en el corazón para crear fibrilación auricular y qué se puede hacer para solucionarla.

Síntomas

Cuando su corazón late demasiado rápido, es posible que no bombee suficiente sangre al resto de su cuerpo. Esto puede privar a sus órganos y tejidos de oxígeno y puede causar los siguientes signos y síntomas relacionados con la taquicardia:

  • Dificultad para respirar
  • Aturdimiento
  • Pulso rápido
  • Palpitaciones del corazón: latidos cardíacos acelerados, incómodos o irregulares o una sensación de «caída» en el pecho
  • Dolor de pecho
  • Desmayo (síncope)

Algunas personas con taquicardia no presentan síntomas y la afección solo se descubre durante un examen físico o con una prueba de control del corazón llamada electrocardiograma.

Cuando ver a un doctor

Varias afecciones pueden causar una frecuencia cardíaca rápida y síntomas de taquicardia. Es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso y una atención adecuada. Consulte a su médico si usted o su hijo tienen síntomas de taquicardia.

Si se desmaya, tiene dificultad para respirar o tiene dolor en el pecho que dura más de unos minutos, busque atención de emergencia o llame al 911 o al número de emergencia local. Busque atención de emergencia para cualquier persona que experimente estos síntomas.

Causas

La taquicardia es causada por algo que interrumpe los impulsos eléctricos normales que controlan la frecuencia de la acción de bombeo de su corazón. Muchas cosas pueden causar o contribuir a una frecuencia cardíaca rápida. Éstos incluyen:

  • Anemia
  • Beber demasiadas bebidas con cafeína
  • Beber demasiado alcohol
  • Ejercicio
  • Fiebre
  • Presión arterial alta o baja
  • Desequilibrio de electrolitos, sustancias relacionadas con los minerales necesarios para la conducción de impulsos eléctricos.
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)
  • De fumar
  • Estrés repentino, como miedo.
  • Uso de drogas estimulantes, como cocaína o metanfetamina.

En algunos casos, no se puede determinar la causa exacta de la taquicardia.

El sistema eléctrico del corazón.

Latido típico del corazón

Latido típico del corazónAbrir cuadro de diálogo emergente

Para comprender las causas de la frecuencia cardíaca o los problemas del ritmo, como la taquicardia, es útil comprender cómo funciona el sistema eléctrico del corazón.

Su corazón está formado por cuatro cámaras: dos cámaras superiores (aurículas) y dos cámaras inferiores (ventrículos). Los latidos de su corazón normalmente están controlados por un marcapasos natural llamado nodo sinusal, que se encuentra en la aurícula derecha. El nódulo sinusal produce impulsos eléctricos que normalmente inician cada latido.

Desde el nódulo sinusal, los impulsos eléctricos viajan a través de las aurículas, lo que hace que los músculos auriculares se contraigan y bombeen sangre a las cámaras inferiores del corazón (ventrículos).

Los impulsos eléctricos luego llegan a un grupo de células llamado nodo auriculoventricular (AV), generalmente la única vía para que las señales viajen desde las aurículas hasta los ventrículos.

El nodo AV ralentiza la señal eléctrica antes de enviarla a los ventrículos. Este ligero retraso permite que los ventrículos se llenen de sangre. Cuando los impulsos eléctricos llegan a los músculos de los ventrículos, se contraen y hacen que bombeen sangre a los pulmones o al resto del cuerpo.

Cuando algo interrumpe este complejo sistema, puede hacer que el corazón lata demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o con un ritmo irregular.

Factores de riesgo

Envejecer o tener antecedentes familiares de taquicardia u otro trastorno del ritmo cardíaco aumenta las probabilidades de desarrollar taquicardia.

Cualquier afección que ejerza presión sobre el corazón o dañe el tejido cardíaco puede aumentar el riesgo de taquicardia. Tales condiciones incluyen:

  • Anemia
  • Diabetes
  • Enfermedad del corazón
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Uso excesivo de cafeína
  • Alta presión sanguínea
  • Tiroides hiperactiva o hipoactiva
  • Estrés psicológico o ansiedad
  • Apnea del sueño
  • De fumar
  • Uso de drogas estimulantes.

Los cambios en el estilo de vida o el tratamiento médico para afecciones relacionadas con la salud pueden disminuir su riesgo de taquicardia.

Complicaciones

Las complicaciones de la taquicardia dependen del tipo de taquicardia, qué tan rápido late el corazón, cuánto dura la frecuencia cardíaca rápida y si tiene otras afecciones cardíacas.

Las posibles complicaciones incluyen:

  • Coágulos de sangre que pueden causar un derrame cerebral o un ataque cardíaco.
  • Incapacidad del corazón para bombear suficiente sangre (insuficiencia cardíaca)
  • Desmayos frecuentes o pérdida del conocimiento.
  • Muerte súbita, generalmente solo asociada con taquicardia ventricular o fibrilación ventricular

Prevención

La forma más eficaz de prevenir la taquicardia es mantener un corazón sano y reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Si ya tiene una enfermedad cardíaca, contrólela y siga su plan de tratamiento para ayudar a prevenir la taquicardia.

Prevenir enfermedades del corazón

Trate o elimine los factores de riesgo que pueden provocar enfermedades cardíacas. Siga los siguientes pasos:

  • Haga ejercicio y coma una dieta saludable. Lleve un estilo de vida saludable para el corazón haciendo ejercicio con regularidad y comiendo una dieta saludable, baja en grasas, rica en frutas, verduras y cereales integrales.
  • Mantener un peso saludable. El sobrepeso aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca.
  • Mantenga bajo control la presión arterial y los niveles de colesterol. Realice cambios en el estilo de vida y tome los medicamentos recetados para corregir la presión arterial alta (hipertensión) o el colesterol alto.
  • Deja de fumar. Si fuma y no puede dejar de fumar por su cuenta, hable con su médico sobre estrategias o programas que lo ayuden a dejar el hábito de fumar.
  • Beba con moderación. Si elige beber alcohol, hágalo con moderación. Si elige beber alcohol, hágalo con moderación. Para los adultos sanos, eso significa hasta una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres. Para algunas afecciones, se recomienda que evite por completo el alcohol. Pídale a su médico consejos específicos para su afección.
  • No consumas drogas recreativas. No use estimulantes, como la cocaína. Hable con su médico sobre un programa apropiado para usted si necesita ayuda para terminar con el uso de drogas recreativas.
  • Use los medicamentos de venta libre con precaución. Algunos medicamentos para el resfriado y la tos contienen estimulantes que pueden desencadenar un ritmo cardíaco acelerado. Pregúntele a su médico qué medicamentos debe evitar.
  • Limite la cafeína. Si toma bebidas con cafeína, hágalo con moderación (no más de una o dos bebidas al día).
  • Controla el estrés. Evite el estrés innecesario y aprenda técnicas de afrontamiento para manejar el estrés normal de una manera saludable.
  • Vaya a los chequeos programados. Hágase exámenes físicos periódicos e informe a su médico sobre cualquier signo o síntoma.

Monitorear y tratar enfermedades cardíacas existentes

Si ya tiene una enfermedad cardíaca, puede tomar medidas para ayudar a prevenir la taquicardia u otra arritmia:

  • Sigue el plan. Asegúrese de comprender su plan de tratamiento y de tomar todos los medicamentos según lo prescrito.
  • Informe los cambios de inmediato. Si sus síntomas cambian o empeoran o si presenta nuevos síntomas, informe a su médico de inmediato.

Fuente: mayoclinic.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×