Un compuesto del brócoli y otras verduras prometedor contra el coronavirus

Un compuesto del brócoli y otras verduras prometedor contra el coronavirus

Un químico derivado del sulforafano, un compuesto del brócoli y otras verduras, muestra su eficacia para inhibir la replicación del SARS-CoV-2 y otros coronavirus y podría ayudar a prevenir y tratar el COVID-19 y el resfriado común.

Si no teníamos suficientes razones para consumir a diario las cinco raciones de frutas y verduras recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ahora un estudio nos da una más, ya que ha encontrado que una sustancia química derivada de un compuesto –sulforafano– presente en verduras de hoja verde como el brócoli, puede ralentizar el crecimiento de algunos coronavirus, como el SARS-CoV-2 –responsable de la pandemia por COVID-19–, o el virus del resfriado común.

El sulforafano es un químico derivado de plantas y conocido como fitoquímico, del que previamente se había comprobado que tiene efectos anticancerígenos. La nueva investigación ha sido dirigida por científicos del Johns Hopkins Children’s Center, y se ha publicado en Nature Communications Biology, y sus resultados muestran que el sulforafano podría ayudar a prevenir y tratar enfermedades provocadas por algunos coronavirus, incluido el COVID-19.

El precursor natural del sulforafano es especialmente abundante en el brócoli, el repollo, la col rizada y las coles de Bruselas. En estudios realizados hace décadas por científicos del Johns Hopkins y de otros centros se había descubierto que el sulforafano tiene propiedades para prevenir el cáncer y las infecciones al interferir con ciertos procesos celulares, y ahora se ha demostrado que el sulforafano puede inhibir la replicación del SARS-CoV-2 y otros coronavirus humanos en células y ratones.

Sulforafano también es eficaz contra variantes delta y ómicron

“Cuando comenzó la pandemia de COVID-19, nuestros equipos de investigación multidisciplinarios cambiaron nuestras investigaciones de otros virus y bacterias para centrarse en un tratamiento potencial para lo que entonces era un nuevo virus desafiante para nosotros”, ha declarado la microbióloga Lori Jones-Brando, profesora asistente de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y autora principal del artículo, que añade: “Estaba examinando varios compuestos para detectar actividad contra el coronavirus y decidí probar el sulforafano, ya que ha mostrado una actividad modesta contra otros agentes microbianos que estudiamos”.

“El sulforafano es antiviral contra los coronavirus HCoV-OC43 y SARS-CoV-2 y, al mismo tiempo, ayuda a controlar la respuesta inmune”

Para llevar a cabo la investigación se utilizó sulforafano sintético purificado adquirido a proveedores de productos químicos comerciales. Los investigadores realizaron un primer experimento en el que expusieron las células al sulforafano durante una o dos horas antes de infectarlas con el SARS-CoV-2 y el HCoV-OC43, que es el coronavirus del resfriado común. Comprobaron que las concentraciones micromolares bajas (µM) de sulforafano (2,4–31 µM) disminuyeron en un 50% la replicación de seis cepas de SARS-CoV-2, incluidas las variantes delta y ómicron, y la del coronavirus HCoV-OC43.

En el caso de células que habían sido previamente infectadas con los virus, se obtuvieron resultados similares, observándose que el sulforafano proporcionaba efectos protectores incluso con una infección viral establecida.

Combinar sulforafano con remdesivir redujo la carga viral

Los investigadores analizaron también los efectos del sulforafano en combinación con remdesivir, un fármaco antiviral que se emplea para acelerar la recuperación de adultos hospitalizados por COVID-19. Remdesivir inhibió el 50% de la replicación de HCoV-OC43 y SARS-CoV-2 a 22 µM y 4 µM, respectivamente. Y estos expertos afirman que el sulforafano y el remdesivir interactuaron de forma sinérgica en varias proporciones de combinación para reducir en un 50% la carga viral en las células infectadas con HCoV-OC43 o SARS-CoV-2. En este contexto, el sinergismo significa que las dosis más bajas de sulforafano (por ejemplo, 1,6 a 3,2 µM) y remdesivir (por ejemplo, 0,5 a 3,2 µM), resultan más eficaces contra los virus cuando se combinan que si se administran por separado.

“Históricamente, hemos aprendido que la combinación de múltiples compuestos en un régimen de tratamiento es una estrategia ideal para tratar las infecciones virales”, explica el Dr. Álvaro Ordóñez, primer autor del artículo y profesor asistente de pediatría en la Escuela de la Universidad Johns Hopkins. de Medicina. “El hecho de que el sulforafano y el remdesivir funcionen mejor combinados que solos es muy alentador”.

Posteriormente, realizaron ensayos en un modelo de ratón de infección por SARS-CoV-2 y encontraron que administrar 30 miligramos de sulforafano por kilogramo de peso corporal a los ratones antes de infectarlos con el virus redujo de manera significativa la pérdida de peso corporal que se suele asociar a la infección por el virus (disminución del 7,5 %). Y también se observó una reducción estadísticamente significativa tanto en la carga viral en los pulmones (disminución del 17%) y en el tracto respiratorio superior (disminución del 9%), como en la cantidad de lesión pulmonar (disminución del 29%), en comparación con ratones infectados a los que no se administró sulforafano.

El compuesto también redujo la inflamación en los pulmones, evitando una respuesta inmunológica hiperactiva que se ha consideradouno de los factores involucrados en la gravedad del COVID-19 y en que muchos pacientes fallecieran por esta causa. “Lo que encontramos es que el sulforafano es antiviral contra los coronavirus HCoV-OC43 y SARS-CoV-2 y, al mismo tiempo, ayuda a controlar la respuesta inmune”, dice Ordóñez. “Esta actividad multifuncional lo convierte en un compuesto interesante para usar contra estas infecciones virales, así como las causadas por otros coronavirus humanos”.

Aunque los hallazgos del trabajo son muy prometedores, sus autores han advertido a la población que no se lance a comprar suplementos nutricionales que incluyan sulforafano y que se pueden adquirir online o en comercios físicos, porque todavía es necesario realizar estudios sobre la eficacia de este compuesto en humanos.

Fuente: webconsultas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: