Un fármaco podría reparar el sistema nervioso tras un derrame cerebral

Un fármaco podría reparar el sistema nervioso tras un derrame cerebral

Un nuevo medicamento llamado NVG-291-R podría ayudar en la reparación del sistema nervioso y en la recuperación funcional dañadas tras un accidente cerebrovascular en pruebas realizadas en modelos animales.

Investigadores de la Universidad de Cincinnati y la Universidad Case Western Reserve (EE.UU.) han encontrado que un medicamento llamado NVG-291-R ayuda en la reparación del sistema nervioso y en la recuperación funcional tras un accidente cerebrovascular, todo ello ha sido demostrado en pruebas hechas en modelos animales.

La investigación, dada a conocer en la revista Cell Reports, es prometedora porque hasta la fecha no existen fármacos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para reparar el daño causado por un accidente cerebrovascular, como puede ser un ictus, y el NVG-291-R podría convertirse en el primero de la lista.

Según explica la Dra. Agnes Yu Luo, autora principal del estudio, se encontró una mejora importante en la función motora, en la función sensorial, en la memoria y en el aprendizaje espacial gracias a la toma de este medicamento. Sin embargo, se necesitan más estudios independientes para saber si el fármaco también sería eficaz para reparar el daño de los accidentes cerebrovasculares isquémicos en pacientes humanos.

Dos vías distintas para reparar el daño cerebral

“El único medicamento actual aprobado por la FDA para el tratamiento del accidente cerebrovascular no repara el daño y debe administrarse dentro de las 4,5 horas posteriores al inicio del accidente cerebrovascular. La mayoría de las terapias que se están investigando deben aplicarse dentro de las 24 a 48 horas posteriores al inicio del accidente cerebrovascular. Un producto que funcione para reparar el daño causado por un accidente cerebrovascular incluso una semana después del inicio de los síntomas cambiaría el paradigma para el tratamiento del accidente cerebrovascular”, explica Luo.

De demostrarse los efectos de NVG-291-R, este fármaco sería el primero que repara los daños de un accidente cerebrovascular después de que pasen 48 horas

Según cuenta Jerry Silver, coautor del estudio, la investigación demostró que el fármaco NVG-291-R fue capaz de reparar el daño cerebral causado por un accidente cerebrovascular a través de al menos dos vías, una es creando nuevas conexiones neuronales y otra mejorando la migración de neuronas recién nacidas derivadas del tallo neuronal al lugar dónde está del daño.

“La capacidad de NVG-291-R para mejorar la plasticidad se demostró mediante el uso de técnicas de tinción que mostraron claramente un aumento en el brote axonal en la parte dañada del cerebro. Esta plasticidad mejorada es una excelente validación de los mismos mecanismos poderosos que nosotros y otros investigadores pudimos demostrar usando NVG-291-R en lesiones de la médula espinal”, concluye Silver.

fuente: webconsultas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: